“Generar notoriedad tiene que ver con competir y ser parte de la cultura popular”

Grand Prix Media 2017

0
120

La campaña “Friendly Bars”, de Grey Chile, para Coca–Cola, terminó convirtiéndose en un nuevo canal de comunicación para la marca que generó impactos positivos en su entorno.

 “Friendly Bars”, de Grey Chile, surge a partir de un brief de Coca–Cola Perú. La marca estaba trabajando a nivel regional con la agencia y necesitaba resolver un problema de negocios en la ciudad de Chorrillos: las rejas que muchos bodegueros instalan frente a sus locales, y que dificultan la relación de Coca–Cola con sus usuarios. Así surgió la idea de crear un nuevo soporte más amigable, que reemplazara los barrotes con diseños ligados a los valores de la marca.

“Es una pieza que retrata a la perfección una realidad sudamericana y no sólo la muestra, se hace cargo de ella y con una solución perfecta. Brillante”, dijo el jurado.

“La propuesta fue cambiar esta reja. No podíamos quitarla porque desgraciadamente no podemos resolver todavía el problema de la delincuencia e inseguridad, pero sí favorecer un poco la imagen del barrio y transmitir un mensaje, tanto a los clientes como a los bodegueros, que ayude a mejorar la percepción de esta realidad que todavía existe en muchísimo países”, dice Carles Puig, ex director general creativo de Grey Chile, que estuvo a cargo de la campaña en su momento.

Para llevar a cabo el proyecto, trabajaron por meses con especialistas de distintas áreas, desde diseñadores industriales hasta ingenieros y artesanos. “También nos llevó bastante tiempo de investigación llegar a una propuesta que fuera a la vez funcional y bonita”, dice Carles Puig. “Al cliente le gustó muchísimo la idea desde el principio, porque le vio un potencial increíble. Estábamos casi inventando un nuevo soporte de comunicación para la marca, o sea, algo que pasaba completamente desapercibido o que te daba una sensación casi contraria, le dimos la vuelta”.

Lo más difícil del proyecto, cuenta Carles Puig, fue convencer a los dueños de los locales que cambiaran sus rejas. Sin embargo, la respuesta ha sido tan positiva, que varios otros bodegueros se han sumado a la iniciativa. Incluso, es probable que la campaña se replique en otros países de Latinoamérica, dice Puig. “La innovación y el aporte social en comunicación o en publicidad, es casi un must. Al final competimos con un montón de estímulos en el día a día, y generar notoriedad tiene que ver con competir con la cultura popular, con lo que está pasando alrededor”, dice Puig.

 

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre